Thai Me Up un emprendimiento con sabor asiático

Post by Arturo Varas
hace 3 meses

Jessica y Jessenia Orellana son las creadoras de la marca de comida tailandesa Thai Me Up, las emprendedoras hablaron con Café Viral sobre la acogida de su marca. El origen de Thai Me Up fue en noviembre de 2017, en ese entonces Jessenia estaba de viaje, e hizo un recorrido de dos meses por Tailandia, ella se enamoró de la cultura y gastronomía. Mientras Jessica trabajaba con sus padres en Santo Domingo ya planeaba armar un negocio. Es así que por cosas del destino el 19 de enero pusieron su local en una plaza de comidas llamada Le Parc.

Jessica Orellana

La emprendedora recuerda pedirle a su hermana en Tailandia que investigue todo de su gastronomía, pues Jessenia estaba en el lugar perfecto para hacerlo. Así ambas aprendieron el origen de la comida Thai y su concepto. La aprobación de la comida de Jessica tenía que venir de su hermana, pues ella era la catadora oficial del emprendimiento. Jessenia recuerda que después de probar su comida le dijo, “hermana es como si tú hubieras estado en Tailandia”.

Sobre el nombre de Thai Me Up, las hermanas recalcaron que siempre estuvo basado en el concepto de la comida, pero fue Jessenia la que sugirió ‘Thai me up’.

La primera experiencia de Thai Me Up fue en mayo, en la feria Yummy Shop, donde muchas personas los visitaron por su campaña en redes sociales. Jessenia resaltó que sus clientes les pidieron que abran un local en Guayaquil. Por otra parte su segunda aparición fue en Funka Fest 2018, ya que los organizadores del festival invitaron a la marca a participar con su comida. En este evento también los visitaron sus clientes de Yummy, Jessenia recalcó que muchos de ellos vinieron por recomendaciones.

Emprender no es solo cuestión de dinero, es ponerle ganas, actitud, y reconocer que los bajones son parte del camino para emprender” – Jessica Orellana

La inspiración de las hermanas para su emprendimiento viene en dos partes, la primera es por sus padres, ya que ellos son muy emprendedores y les enseñaron a trabajar en sus negocios y proyectos. Jessica resaltó que ellos nunca se dan por vencido, siempre se esfuerzan hasta el último momento.

La otra parte de su inspiración se puede ver en el local de Santo Domingo de Thai Me Up, las emprendedoras se inspiraron en las calles de Bangkok, pues cada local tiene planchas donde se cocinan los platos al instante. Es por eso que su local tiene planchas para dar la misma experiencia a sus clientes.

El objetivo de Thai Me Up es crecer como una franquicia en el país y esperan poder abrir un local en Guayaquil a finales de este año. Para tener más presencia con su comida tailandesa estarán participando en algunas ferias gastronómicas, como el Food Fest del Tennis Club de Guayaquil en julio, también esperan estar en El Mercadito en septiembre.

Las redes sociales han sido la herramienta fundamental para promover Thai Me Up, principalmente en Instagram pues es donde más interactúan con sus seguidores. Mientras que en Facebook las hermanas han tenido buenas campañas de expectativa.

Más que una marca, Thai Me Up tiene una personalidad, tiene su frescura”, dijo Jessica parar referirse a como maneja su marca con calidez, ella no la ve como una figura lejana, sino como alguien cercano que quiere conocer la opinión de sus seguidores.

Un tip que Jessica comparte para esos emprendedores de la comida es usar Instagram para mostrar sus habilidades culinarias, enseñar la preparación de algún ingrediente o salsa. También recomienda usar las herramientas de ubicación, hashtags, un texto con un detalle explicativo que sea fácil de leer.

Jessica nos recordó que todos los emprendimientos empiezan con ayuda, en especial de amigos y familiares y siempre es importante poder contar con ellos, pero a veces tendemos a olvidarlo. En el caso de las hermanas fueron sus padres los primeros en brindarles su apoyo con su experiencia laboral, después sus amigos cercanos.

Send this to a friend