Bratt Murgueitio de los realities a Pompis y al estrado

Post by Arturo Varas
hace 2 semanas

El actor ecuatoriano Bratt Murgueitio, recientemente fue contratado para una campaña de publicidad de pañales Pompis que para muchos fue de muy mal gusto. La campaña realizada en redes sociales implicaba la emisión de un mensaje positivo en favor de las madres trabajadoras, a las que denominó ‘madres 4×4’.

Sin embargo, el mensaje inicial fue lanzado por las redes con un video de Bratt donde se expresa con desprecio de las madres solteras. Esto generó controversia para obtener la atención del público, pero las cosas se salieron de control y pronto Bratt se encontró ante de una denuncia de la Asociación de Bienestar Infantil, que lo acusa de discriminación.

El abogado Carlos Sánchez Gaete asumió el caso la semana pasada tras revisar los antecedentes y después de reunirse con el cliente, Bratt.

Sánchez dejó clara la tesis de la defensa, pues este tipo de campañas publicitarias buscan específicamente crear un impacto. El abogado explicó que muy aparte de la estrategia comunicacional, debemos recordar que Bratt fue un actor contratado para la puesta en escena del mensaje.

Esto significa que Bratt no es el autor original del contenido, su abogado recalcó que es conveniente rescatar que el actor no es el responsable de la campaña publicitaria. El sí estuvo de acuerdo con el mismo cuando se le explicó su rol en la misma y su mensaje tenía por objeto exaltar positivamente a la madre trabajadora, pero las redes lo tomaron en otro contexto.

Para Sánchez esto es un ‘lamentable malentendido’ que se debe al enfoque unilateral de muchos de los usuarios de las redes sociales por el aspecto de impacto que el mensaje buscaba.

Además debemos señalar que desde la perspectiva penal, no se trata de un delito, pues para que lo sea debió existir en el interlocutor del mensaje la intención de causar un daño, y eso no sucedió. Sánchez recordó que Bratt es hijo de una madre soltera.

Tenemos un caso del poder de las redes sociales, una mala campaña publicitaria y un perjudicado. Aunque Bratt fue el mensajero, el responsable de la creación de dicho mensaje es la agencia responsable. Ahora Murgueitio debe rendir cuentas por una mala estrategia creativa.

Send this to a friend