Pagarías por aprender actuación en cursos de Samuel L. Jackson esa es la opción de MasterClass App

Post by Arturo Varas
hace 4 meses

MasterClass es tal vez una de las Apps más costosas en el mercado digital de las aplicaciones, pero tiene una fuerte base para serlo y es que muchos de sus ‘profesores’ son reconocidas figuras, como actores, escritores, directores, cocineros entre otros.

Los cofundadores de MasterClass, Aaron Rasmussen y David Rogier se conocieron en una cita de amigos y fue allí donde surgió la idea para el App. Con la ayuda del pionero en computación Alan Kay, se desarrolló el plan que los convertiría en millonarios.

Para atraer a las celebridades, Rogier ya era amigo de la hija del actor Dustin Hoffman, ese fue el contacto y punto de partida para atraer a otros como Serena Williams, Kevin Spacey y el resto fue cuestión de tiempo.

Una suscripción a MasterClass cuesta $90 dólares en un pago anual, por muchas, pero muchas horas de cursos con celebridades. Esta plataforma de educación online radicada en San Francisco está atrayendo a muchos famosos y talentosos profesionales al campo de la educación. Hasta el momento ha reunido más de $15 millones por lo costoso de su registro y no es para menos si Samuel L. Jackson te dirá como maldecir bien en las películas, o como cocinar junto a Gordon Ramsay e incluso aprender de cinematografía apadrinado por Martin Scorsese.

Estos son algunos de los famosos que se han unido a la plataforma para compartir sus conocimientos.

Sin embargo, hay quejas, aparte de su elevado costo, tenemos experiencias de usuarios como la de Nick Kennicott, de Atlanta, Georgia, Estados Unidos. Nick se encontraba recibiendo una clase online con Gordon Ramsay, el chef del programa Hell’s Kitchen, pero cuando Gordon le pidió que compre trufas y erizos de mar para hacer un omelette, la clase terminó para Nick, ya que ambos ingredientes cuestan alrededor de $500 dólares por onza.

Esto nos dice claramente que algunos de los programas de MasterClass están más orientados al alcance que a la personalización. Te atreverías a gastar casi cien dólares por aprender de un famoso profesional, excepto de Gordon por lo costoso de sus ingredientes.

Send this to a friend