La Mamanita un dulce emprendimiento de generación en generación

Post by Arturo Varas
hace 1 semana

María Belén Bedoya contó el origen de su emprendimiento, empezando con un manjar producto de una receta familiar. María Belén nos explicó que su padre fue quien vendía el manjar en diferentes puntos de Guayaquil, era bastante informal y a pesar que le fue bien lo abandonó. Es así que María Belén decidió tomar la posta y hacerlo de un emprendimiento profesional.

El manjar y su receta es 100% manaba, pero fue la creatividad de María Belén la que lo consolidó como un producto formal, con logo y todo lo demás. Sin embargo, la idea de su promotora es exponer los mejores productos naturales del país. Sobre la receta, María Belén indicó que es una receta familiar de varias generaciones

María Belén nos reveló que el origen del nombre ‘La Mamanita’ es en homenaje a su abuela, Anita, quien era como la mama de todos y por eso le decían Mamanita. Aunque ella ya no está con nosotros, sigue siempre en los pensamientos de María Belén y su producto es un homenaje.

Desde el primer emprendimiento ha sido difícil cuenta María Belén y ahora en su segundo año si ha tenido un mejor recibimiento. Ella estudio administración de empresas y jamás había incursionado en ventas, pero fue su esposo quien le enseñó cómo vender. Ahora ella procura dar una experiencia cálida para que los clientes se sientan en confianza al tiempo que expone las bondades de su producto.

Para inspirarse a dar lo mejor de Mamanita, María Belén piensa primero en el pasado de su familia, por ese conocimiento aprendido de su abuela y su padre. Y también piensa en el futuro, porque ella quiere que el negocio trascienda con sus hijos, siendo ella su inspiración por su emprendimiento y constante trabajo.

Aunque recién está empezando, el objetivo de María Belén es que su marca se convierta en un negocio para promover productos nacionales de alta calidad y que sea reconocido.

Para promover Mamanita, María Belén está desarrollando sus redes sociales, pues atiende de bastantes frentes, empezando por la producción, la logística y la parte administrativa. Aunque ha trabajado con uno que otro community manager, ella considera que aún falta por dominar esa área.

Por lo pronto sus redes en Facebook e Instagram están detenidas hasta encontrar ese ingrediente perfecto para conectar con su audiencia.

El esfuerzo del emprendimiento de María Belén se puede ver en las perchas del centro comercial Santa María en Quito, y en Guayaquil lo puedes encontrar en establecimientos como Avícola Fernández, El Portal y Nelson Market.