Los influencers sirven de verdad o son un fraude

Post by Arturo Varas
hace 7 meses

En diferentes países del mundo, los influencers son un negocio muy rentable, de hasta dos billones de dólares. Sin embargo, cuántos de estos influencers son de verdad y cuantos son un fraude. Existe una práctica que por unos cuantos dólares puedes comprar miles de seguidores y así poder decir ‘mírenme soy influencer’. La realidad es otra.

Las marcas corren el riesgo de trabajar con influencers con seguidores falsos, pues invertirían grandes cantidades sin ningún impacto en las ventas de sus productos o servicios.

Comprar seguidores falsos es muy sencillo, la agencia española H2H (Human to Human), desarrolló el proyecto Sirena para demostrar lo simple que es crear un influencer fraudulento. Haciendo un paréntesis, una de las características más importantes de un influencer es la calidad de su contenido. Volviendo a los seguidores falsos, si escribimos en Google ‘comprar seguidores’, de inmediato veremos varias opciones de diferentes páginas, incluso se puede escoger el tipo de seguidor que necesitas.

El proyecto Sirena fue escoger a una chica, atractiva pero no tanto, además que todas sus fotos fueron tomadas por un fotógrafo profesional y aparte tenía una estilista personal contratada. Por medio de esta falsa influencer, y comprando seguidores, se evidenció que en poco tiempo era considerada como una influencer original. El estudio permitió a la agencia desarrollar un sistema para medir la interacción, en redes, de la falsa influencer para detectar cuantos eran bots y cuantos son personas.

Al final el mensaje quedó claro, las agencias y las marcas deben investigar bien antes de embarcarse con un influencer. En especial por la profesionalización del influencer marketing.

Send this to a friend