Pop Up clausurado por falta de criterio

Post by Arturo Varas
hace 9 meses

La noche del pasado jueves 11 de enero, el comisario municipal de Samborondón, Hugo Solano clausuró el Pop Up Teatro Café en el edificio Prema. La razón de “teatro si basura no”, cántico de unas mujeres que expresaron su repudio a la obra teatral ‘El Santo Prepucio’. Aparentemente y de acuerdo con los peritos de Twitter, Solano habría actuado bajo la presión de un grupo de personas del sector, alegando que el café no tenía permisos para producir una obra teatral.

Respuesta de Pop Up ante lo sucedido

Artistas y guayaquileños vociferaron su descontento, frustración y enojo en Twitter ante la falta de criterio de este selecto grupo de individuos, que sin haber visto la obra fueron a protestar con pancartas y megáfonos en los exteriores del teatro.

Café Viral conversó con algunos artistas locales para compartir su opinión sobre lo sucedido.

Francisco Aguiñaga pese a ser un actor de teatro, protagonista de ‘Enredos entre dos’, dio su opinión como persona natural, “siento que debo remitirme a los derechos humanos, pero eso incluye la libre expresión y sobre todo la libertad de culto (…) recalcó que las personas católicas que han propiciado todos estos eventos tienen su derecho a reclamar, es su libertad de expresión eso está bien, pero lo que no podemos aceptar es el abuso de poder que las influencias de estas personas generan a través de las autoridades públicas (…) Esta obra relata un momento histórico, es algo que ocurrió en la religión católica, donde había un culto a el santo prepucio, eso lo puedes revisar en la historia. (…) Como actor me siento completamente defraudado de mi sociedad, no es posible que nuestra actividad se vea como fomentadora de malos principios o de malos valores, porque es todo lo contrario. (…) Nosotros exponemos a través de nuestras obras la realidad que nos circunspecta. Eso es lo que hacemos en el teatro, somos críticos de nuestra propia sociedad, lo hacemos usando nuestro derecho de libertad de expresión y libertad de culto. (…) La gente tiene todo el derecho de reclamar, a pararse con pancartas y eso, pero lo que sus acciones han realizado atentan contra todo lo lógico, sobre todo atentan contra el sistema jurídico imperante que tenemos en nuestra libre convivencia como sociedad”.

El músico Daniel Merchán Pastor, mantiene que “… es insólito y espeluznante que en una ciudad como Guayaquil, que se encuentra en plena vía de desarrollo económico, cultural y social, le permita a un grupo elitista causar tanto daño guiados por un dogma de fe (…) esto no tiene absolutamente nada que ver con la percepción artística y la libertad de expresión”.

Andrés Vera, comediante de stand up expresó su indignación diciendo que “… me parece de lo más retrogrado y tonto lo que ha pasado (…) el arte siempre ha sido contestatario y polémico, justamente porque nos hace cuestionarnos y también nos hace crecer (…) Que vengan personas que se sientan ofendidas sin tener claro porqué, que utilizan una presión para perjudicar al arte me parece una vergüenza (…) Como artista estoy muy ofendido en especial porque las autoridades apoyen este tipo de cosas”.

Oscar Bonilla músico y artista conocido como Dr. Beta, dio su opinión aludiendo que “lo que ha sucedido en Guayaquil es la forma de representar la apertura cultural que tiene el ciudadano, pero al momento de censurar algo caes en atrasar el pueblo con una mente cerrada. (…) La sociedad de Guayaquil tiene altos niveles de catolicismo y cristiandad, pero lo que se logró en Samborondón ese día es una forma de utilizar mal el derecho a protestar. El Santo Prepucio es una crítica sana a la religión, una sátira, lo que está mal es como un grupo usó sus influencias para censurar una obra. (…) En vez de atacar a los que hacen daño, atacan a los que tienen una voz diferente, es una vergüenza”.

En Twitter y Facebook se hicieron escuchar las voces de indignación ante la atroz clausura del teatro y su obra. A continuación compartimos algunos de los tuits.

 

 

Send this to a friend