Una razón detrás de los sismos en Guayaquil por Alexandra Alvarado

Post by Arturo Varas
hace 11 meses

La Dra. Alexandra Alvarado, Directora del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, habló con Café Viral para detallar el origen detrás de los sismos que afectan a Guayaquil. Alvarado estudió Geología con una especialización en el estudio de fallas activas y geodinámica.

Esquema de la ubicación de los diferentes eventos
Esquema de la ubicación de los diferentes eventos

La concurrencia de temblores en la ciudad se caracteriza por fallas o fuentes sísmicas activas. “Se caracterizan porque cada cierto tiempo pueden moverse liberando la energía que tienen acumulada”, indicó Alvarado. En Ecuador existen varias fuentes que se mueven y esto coincide con momentos de las ventanas de intervalos de tiempo muy cortos.

Alvarado citó el caso de un sismo de magnitud superior a 6 que sucedió el 15 de agosto de 1868. Este fenómeno destruyó las poblaciones de Mira, El Ángel y Tulcán, lo sorprendente fue que al día siguiente, 16 de agosto, ocurrió otro temblor que daño poblaciones de Ibarra, Cotacachi y Otavalo con una magnitud superior a 7. “Estos dos eventos fueron de dos fallas distintas… no es algo excepcional que suceda”, destacó.

Sobre los fuertes temblores que han afectado a Guayaquil en el mes de noviembre, la doctora recalcó que en la ciudad y sus zonas cercanas existen varias fuentes que generan sismos.

Una primera (fuente) está ubicada bajo la ciudad y los sismos que ocurren ahí son profundos, entre 50-70 km. Esta es una fuente muy conocida pues ha producido eventos sentidos en la ciudad”, explicó. Alvarado destacó que el origen de estos sismos está asociado con la ruptura de la placa Nazca, una placa de origen oceánico que pasa por debajo de la placa continental.

El fenómeno de los sismos ocurre por el rompimiento de rocas, para que esto suceda deben ser frágiles. Sin embargo, cada vez que se entra al interior de la tierra, la temperatura aumenta. Esto significa que a una cierta profundidad la temperatura es lo suficientemente fuerte para que las rocas no sean frágiles, sino dúctiles y por lo tanto ya no se rompan, solo se deforman.

La corteza terrestre tiene una zona frágil que es conocida como zona sismológica. Es en esta área donde suceden los sismos, es allí donde las fallas se rompen, se estima que está ubicada entre 3 a 30 km de profundidad.

Por lo tanto, a una profundidad mayor de 30 km, la fuente de generación de sismos es otra, y para el caso del Ecuador es la placa de Nazca, que aún se conserva frágil”, esclareció Alvarado.

La ciencia y tecnología actual no puede predecir con exactitud la ubicación y magnitud de los sismos, por lo que no se puede asegurar que sucederán sismos fuertes en el 2018. Los recientes datos sismológicos sugieren que si sea probable la ocurrencia de eventos en zonas del país.

En resumen la ciudad puede esperar sismos de magnitudes similares, pero no se puede indicar cuando ocurrirían. Esto se debe a que las fuentes que los producen están en un estado latente.

Send this to a friend