Mini Moke un auto clásico con un pasado de servicio

Post by Arturo Varas
hace 10 meses

La afición por los autos clásicos es una pasión mundial de muchas personas y Café Viral habló con uno de sus exponentes. El guayaquileño Marcos Varela tiene cuatro autos clásicos, de esos tres son mini y uno es un auto americano.

Marcos Varela en su Mini Moke
Marcos Varela en su Mini Moke

Desde joven Marcos siempre tuvo una fascinación por los autos en general, pero con el paso del tiempo estos vehículos se convirtieron en clásicos. Su pasión por los autos clásicos lo guio hasta establecer su propio taller, donde a más de ofrecer servicios de electromecánica cumple con una función esencial, dar mantenimiento a autos clásicos.

Muchos de mis clientes que tienen autos clásicos confían en mí para revisar sus vehículos. No los llevan a otros talleres porque no tienen el cuidado y la mística que yo tengo para repararlos”, recalcó Marcos ahondando en la paciencia profesional que se debe tener para el trabajo.

Manteniendo un auto clásico

Todos los coleccionistas de autos clásicos deben saber que el mantenimiento de estos vehículos es demandante, requiere expertos especializados y un buen presupuesto, puesto que si es costoso.

La electromecánica es mi fuerte, pero el mantenimiento de autos clásicos es lo que me apasiona”, dijo Marcos quien añadió que su interés por trabajar en autos clásicos es por un pasatiempo de aficionado más que por dinero.

Mini Moke del 70
Mini Moke del 70

El auto clásico, favorito, de Marcos es un Mini Moke color rojo del año 70, que anteriormente se utilizaban para jalar los maleteros en el aeropuerto, como nos recordó durante la entrevista.

En la actualidad este coleccionista tiene dos de estos modelos, pero ha invertido alrededor de $18,000 en el rojo pues es su favorito. El porqué del monto se debe a los materiales empleados para el mantenimiento, como los 2mm de acero inoxidable que tiene.

El problema del mantenimiento de los autos clásicos es que hay pocos modelos en el mercado y no se puede conseguir repuestos con facilidad porque fueron descontinuados”, recalcó Marcos.

Clubes de autos clásicos de Guayaquil

Sobre el reconocido Club de Autos Clásicos de Guayaquil, Marcos comentó con pesar que él estuvo con ellos por algún tiempo. Sin embargo, él y varios miembros más se separaron de la organización por cambios en sus políticas. Para Marcos las nuevas disposiciones en lugar de atraer nuevos miembros y engrosar las filas del club, las terminaba alejando, incluso con socios de años como fue su caso.

Yo forme el Club Mini Clásicos Guayaquil al que se unieron varios miembros, pero también soy parte del Club Monkey de autos clásicos”, indicó Marcos sobre la existencia de varios clubes de este pasatiempo.

Para Marcos lo mejor es salir en su Mini Moke rojo, en especial cuando la gente lo mira y le levanta el pulgar en aceptación o hacen comentarios positivos sobre su vehículo. Esto es lo que más lo llena, pues él ha invertido tiempo y dinero para que su auto sea bien visto.

Send this to a friend