El origen de Angel Kaoru

Post by Arturo Varas
hace 1 año

Angel Kaoru es el nombre de Cosplayer de María de los Ángeles Caamones, una joven guayaquileña que hace diez años se inició en el mundo de los Cosplayers. Angel reveló que en un principio ella no estaba familiarizada con el término Cosplay, pues no era tan conocido en Guayaquil. Ahora una Cosplayer profesional que ha venido año a año desarrollando su estilo junto con sus personajes, pero para ella esta pasión surgió por casualidad, pues ella siempre tuvo ese afán por disfrazarse en Halloween.

Su primera incursión con la cultura Cosplay fue en el 2007 cuando hizo de L de la serie de anime Death Note, ese personaje le valió la aceptación y emoción de las personas. Tal fue la magnitud que la convenció de seguir haciendo Cosplay de personajes. “Fue puramente el amor al personaje y mi pasión por disfrazarme, algo que comenzó por casualidad se terminó convirtiendo en un estilo de vida para mí”, dijo Angel Kaouru sobre la motivación para ser una Cosplayer.

Actualmente Angel asegura tener más de cincuenta trajes, “son 10 años de Cosplayer, más o menos podrán hacer la cuenta”, bromeó después de contar en su mente la cantidad de atuendos que tiene. Aunque sus trajes si requieren una inversión de tiempo y dinero, ella no escatima gastos para alcanzar la visión que tiene de su traje, su presupuesto tiende a variar entre $250 o $300 por atuendo y asegura que el más costoso es el de Midna en su versión transformada, un personaje del videojuego The Legend of Zelda –Twilight Princess.

Indudablemente Angel reveló que si tiene uno que otro traje favorito, “el de Lima y el de InuYasha son los trajes que nunca me cansaría de usar”, dijo con emoción.

La decisión del traje

Angel Kaoru como Cell.
Angel Kaoru como Cell. Foto: Esteban Cherres

Para Angel Kaoru el proceso de escoger que traje utilizar o producir se basa en su gusto y deseo de interpretar a un personaje. “Si tengo ese sentimiento por algún personaje, no me importa simplemente lo hago, no necesito estar eligiendo o darle mucha vuelta”, dijo la Cosplayer.

Angel indicó que el traje es solo una parte de ser una Cosplayer, “va más allá, es ver la alegría de las personas cuando ven a su personaje favorito cobrar vida”, indicó haciendo alusión a que es la esencia del personaje la que hay que rescatar con su interpretación, ya que el traje no es nada sino actúas al personaje. Para Ángeles si hay una diferencia entre disfrazarse y ser un Cosplayer, uno pensaría que no hay, pero ella supo explicarnos que disfrazarse es fácil, “uno va a comprarse un traje y ya, pero hacer Cosplay va más allá. Se trata de convertirse en el personaje en todos los sentidos, tanto físico y psicológicamente”.

De acuerdo con Ángeles es la interpretación correcta del personaje la que hace valer el traje, lo que vendría a ser la parte más importante de todos los Cosplayers, de lo contrario serían solo personas disfrazadas con trajes caros.

Ser una Cosplayer

Para ella ser una Cosplayer le hace sentir una alegría que no puede explicar con palabras, es una emoción muy fuerte que siente cuando da vida a los personajes que ella tanto ama.

Sobre su nombre, Ángeles nos dijo que muchos Cosplayers si tienen su alter ego, y que ella escogió el suyo cuando vio por primera vez Powerpuff Girls Z. “Fue cuando vi a Kaoru (Bellota en versión japonesa), la amé al instante porque es fuerte. Por otro lado, el manga Tenshi Nanka Ja Nai, tiene su protagonista Midori, en la serie le decían que tenía una sonrisa de Ángel por eso la llamaban ‘Angel Smile’, y su nombre también significa verde en japonés, que es mi color favorito, así nació Angel Kaoru, pero mi verdadero nombre Ángeles Caamones”, explicó Ángeles con una sonrisa sobre el origen de su nombre de Cosplayer.

El Cosplay en Guayaquil

Angel Kaoru como Bayonetta. Foto de X
Angel Kaoru como Bayonetta. Foto: Adriana Castello

Angel explicó que la tendencia y crecimiento de la cultura Cosplay en Guayaquil, empezó entre el 2005 y 2007, en ese entonces eran muy pocos los Cosplayers que se presentaban en la ciudad. Habían menos recursos para conseguir materiales y hacer los trajes. “Antes era muy difícil conseguir pelucas, por lo que recurríamos a sprays de colores para pintar nuestro cabello o pelucas baratas que teníamos que estilizar para que tengan algo de parecido con el personaje, las pelucas de cabello real costaban $120, algo que era imposible conseguir para jóvenes como nosotros”, indicó la Cosplayer. Los lentes de contacto de colores eran costosos y solo se vendían en la víspera de Halloween, pero ya en el 2017 ella asegura que es más fácil poder encontrar los materiales para sus trajes en tiendas a nivel nacional.

Fue desde el 2009 que Angel asegura que comenzó el crecimiento de esta cultura con pasos grandes. Ella admite que es gracias a los eventos que se han venido realizando en la ciudad por parte de entidades importantes, como lo es el evento del Comic Con Ecuador, que es auspiciado por el Municipio de Guayaquil. Pero el movimiento Cosplay como tal empezó en el 2004, pero no fue hasta el 2008 y 2009 que fue el boom de esta tendencia en la ciudad.

Aprendiendo del Cosplay

Producir los trajes e interpretar a los personajes tiene sus recompensas, pues Angel mantiene que ella mejoró sus habilidades con la pintura y las manualidades, también aprendió sobre costura, confección de joyas e incluso a editar fotografías.

Pienso que todos pueden hacer Cosplay, pero siempre ayuda considerar la apariencia del personaje en relación a la de uno, así la interpretación será más fácil de lograr”, explicó Ángeles sobre el físico de los personajes y los cosplayers. Para ella no hay ningún requisito, es simplemente, “si te gusta algo, lo puedes hacer sin que te de miedo a nada”.

La mejor experiencia para ella fue cuando una joven le escribió en su página de Facebook y con una nota de voz le dijo que ella era su inspiración para hacer su primer Cosplay. “Poder ser una inspiración y el motor para que otras personas entren a este mundo del Cosplay siempre será mi mayor satisfacción”, comentó Angel Kaoru.

Sin duda el mundo de los Cosplayers es más grande de lo que pensamos y personajes como Angel Kaoru son ese granito de arena que impulsa esta cultura en Guayaquil.

Send this to a friend