La historia detrás de El Poder Brutal

Post by Arturo Varas
hace 1 año
El Poder Brutal
El Poder Brutal

Por mucho tiempo, el saber de su existencia reposaba solo en la conciencia de su creador. Tras un accidentado descubrimiento, se convirtió en la más intrigante y majestuosa obra de arte ecuatoriana. Hoy en día el “Poder Brutal” se posesiona como uno de los tres monumentos esculpidos en piedra más grandes del mundo.

Conocido también como Diablo de Tandapi, por su ubicación cercana al poblado de Tandapi, la creación de esta enorme escultura pasó por múltiples leyendas urbanas, como por ejemplo que la escultura yacía miles de años ahí en la montaña, o que algún extranjero la habría hecho y hasta los extraterrestres fueron los encargados de esta pieza.

Sin embargo, la verdadera historia la corrobora Luis Felipe Buenaño, hijo del autor de esta masiva obra, alegando que la creación de esta obra contiene un mensaje para el mundo; pues realmente El Poder Brutal se encuentra dentro de nosotros mismos, y es aquel que nos permite poder elegir hacer el bien o el mal.

En el año 1985, a Cristóbal Octaviano Buenaño Núñez le ordenaron derrumbar una extensión de montaña ubicada en una curva peligrosa en la vía Aloag-Santo Domingo.  Después de varios días de trabajar con su excavadora, Octaviano se chocó con una enorme roca tapada por la tierra y la vegetación. Al ver el potencial de semejante piedra no quiso perder la oportunidad de poder tallar a mano una obra de arte, así que empezó a excavar una especie de túnel alrededor de la roca.

Ya en 1987, Buenaño estaba terminando de esculpir su majestuosa obra en forma de rostro con facciones mitad hombre (nariz, ojos y boca) y mitad animal (orejas, colmillos) y rasgos diabólicos, tarea que se convirtió en su más grande secreto, ya que ni su familia sabía de esta hazaña.

Meses después, el Ministerio de Obras Públicas, quien en un principio había empleado a Octaviano para que derrumbara esa parte de la montaña, envió maquinaria para terminar con el trabajo inconcluso de derribar la montaña. Al dinamitar la tierra, los trabajadores se encontraron con una gigantesca escultura en forma de diablo con una leyenda escrita abajo: ‘El Poder Brutal’.

En la actualidad, “El Poder Brutal, de Octaviano Buenaño se encuentra totalmente descuidada pese a los esfuerzos de su familia por conservar esta pieza.

Send this to a friend