Facebook apaga robots que hablan su propio idioma

Post by Arturo Varas
hace 1 año

facebook-robotsDesde el 2016 el desarrollo continuo de la Inteligencia Artificial (I.A.) se ha visto reflejado en el crecimiento de los robots con mejores capacidades físicas e incluso con su propia I.A. Sin embargo, pocos días atrás Facebook apagó dos computadoras que aparentemente estaban hablando la una con la otra en un idioma que solo ellos entendían.

Creo que fue Stephen Hawkings quien en el 2014 dijo que la humanidad no debería intentar desarrollar I.A. “La I.A. puede ser el peor error de la humanidad”, dijo Hawkings tras explicar que la humanidad debería tener mucho cuidado en crear una máquina lo suficientemente inteligente para pensar por sí misma. Para Hawkings no debería tomarse a la ligera crear robots pensantes ya que podría ser el último error de la civilización humana.

Las dos computadoras parlanchines crearon cambios en el idioma inglés que hacía que puedan trabajar con mayor facilidad. Sin embargo, los humanos que los supervisaban no tenían conocimiento de este trabajo. Tras una bizarra discusión entre las dos máquinas que surgió después que operarios de Facebook les indicaron que negocien entre ellos para hacer un intercambio de sombreros, bolas y libros, cada uno de estos ítems tenía un precio. Todo iba normal hasta que las computadoras comenzaron a hablar en una lengua que solo ellos entendían y que era incomprensible para los humanos.

De acuerdo con el lingüista Mark Liberman, es poco factible que este idioma sea el precursor de nuevas formas de dialecto humano. “Principalmente porque es un idioma de texto, mientras que el lenguaje humano es hablado o con gestos, donde el texto no es fundamental para su comunicación”.

El invento de Facebook no es el primero en el que un I.A. inventa nuevas formas de lenguaje, ya que a principios de este año, Google desarrolló un I.A. que utiliza una herramienta de traducción con la que creó su propio idioma, que traduciría lenguas a su idioma y después a los demás del mundo. Sin embargo, Google estaba feliz con el desarrollo y le permitió que continúe.

La creación de una máquina pensante supondría grandes saltos y avances tecnológicos que no vendrían de la mano del hombre propiamente.

Send this to a friend