Polémica de Odebrecht causa pedidos de renuncias

Post by Arturo Varas
hace 1 año

Carlos Polit
Carlos Polit
Tras el creciente escándalo por el caso de corrupción Odebrecht, los sectores sociales exigen en pedir las renuncias de los vocales actuales e incluso quieren la disolución del Consejo de Participación Ciudadana (CPC), que fue creado por la Constitución de Montecristi. El motivo de este pedido es por supuestamente haber incumplido con su principal causa, ‘luchar contra la corrupción y elegir autoridades con transparencia’.

El inconveniente se hizo notorio cuando el contralor Carlos Polit supuestamente estaba involucrado en el caso Odebrecth, Polit habría sido elegido por el CPC. Además de esto el pedido surgió durante la campaña electoral y tomó más fuerza ante los continuos escándalos de corrupción con la empresa brasilera.

Raquel González
Raquel González
El día de hoy está prevista la comparecencia con autoridades del Consejo en la Comisión de Fiscalización para tramitar un juicio político contra Polit. Su propósito es exigir como se designó al contralor acusado. Meses atrás, en junio de 2016, el vicepresidente de Consejo, Edwin Jarrín, recalcó en una plenaria pública su preocupación ante la “inacción” dentro del organismo sobre su tarea anticorrupción, a cargo de la Secretaría Técnica de Lucha contra la Corrupción, la cual estaba dirigida por Geovanni Bravo quien actualmente es el principal colaborador del fiscal Carlos Baca Mancheno.

En el 2016, se receptaron 464 denuncias, 111 fueron trasladadas a otras instituciones, 202 si fueron investigadas y 145 terminaron archivadas. En lo que va del año 2017, se han receptado 41 denuncias, cerca de 20 ya fueron archivadas y 11 se transfirieron a la Contraloría; cuatro a la Fiscalía y de seis se pidió la ampliación a la Secretaría anticorrupción.

Por su parte la presidenta del CPC, Raquel González defiende sus funciones y mantiene que ellos han “promovido la participación ciudadana para garantizar transparencia”. Mientras que el coordinador de la Comisión Anticorrupción, Jorge Rodríguez, recalcó que “todos los casos que investigan son aquellos que se pueden ver del cuello para abajo, porque del cuello para arriba no ven nada”. También añadió que ni el gobierno de Lenín Morenocree en el Consejo”. La propuesta es simple, los siete vocales deben “ser llamados a juicio político y sancionados por su inoperancia”.

Por su parte el presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, Ramiro García Falconí indicó que el trabajo del CPC “ha sido un fracaso”, por lo que se está coordinando un pedido de renuncia para los consejeros. “Se han concentrado en investigar las corrupciones mínimas, pero los grandes casos de corrupción, como el de Odebrecht hasta ahora no los ven. La capacidad para investigar la tenían, pero es un organismo convertido en departamento de relaciones humanas para nombrar las autoridades”, opinó García.

Send this to a friend