Un clásico “cantado” por una perra talentosa