¡Los selfies matan! O bueno casi

Post by Jimmy Pineda
hace 4 años

Este es el increible caso de Danny Bowman que estuvo a punto de suicidarse porque no pudo sacarse la foto perfecta.

“Estaba constantemente en busca del selfie perfecto, y cuando me di cuenta de que no podía sacarla, quise morir.”

Así resume el joven que en ese entonces tenía 16 años, su situación. Él llegó a tomarse hasta 200 selfies al día, buscando la perfección en cada toma. Las fotografías las compartía en su perfil de facebook y siempre estaba atento a los comentarios que recibía.

Poco a poco la obsesión por sacar la toma perfecta y recibir comentarios halagadores le fue restando tiempo a sus estudios, amigos y hasta su salud.

Luego de un tiempo, desesperado porque ninguna de las fotografías que se tomaba le gustaba, intentó suicidarse con una sobredosis de somníferos. Por suerte su madre lo encontró a tiempo y fue llevado a una clínica de rehabilitación.

Hoy a sus 19 años y recuperado tras haber sido ingresado en una clínica psiquiátrica, cuenta su experiencia y comenta “casi me quita la vida, pero sobreviví y estoy decidido a no volver a caer…”

Send this to a friend