Transexuales quieren que la Asamblea los escuche