Tips para sobrevivir a un accidente aéreo

Post by cafe-admin
hace 5 años

¿Sueles desconectarte tan pronto abordas o te aprestas a salir corriendo casi cuando sabes estás por aterrizar? Las estadísticas aconsejan lo contrario y quizá no sea tan buena idea, de acuerdo con investigaciones sobre accidentes aéreos y el momento cuando ocurren.

La regla “más tres, menos ocho” puede ayudarte a estar alerta cuando vuelas.

En un artículo en ABC News, el autor de The Survivors Club, Ben Sherwood dice que el 80 por ciento de todos los accidentes aéreos suceden dentro de los primeros tres minutos después del despegue o en los ocho minutos previos al aterrizaje y que estos son los momentos en los que debes estar alerta, sólo por si las dudas. Déjate los zapatos puestos y pospón tu lectura, al menos por unos minutos.

Y para aclarar el punto; no queremos exacerbar la paranoia de nadie por volar. Estadísticamente hablando, volar es una de las manera más seguras de viajar, e incluso en caso de accidente, como el que sucedió no hace mucho en San Francisco, la enorme mayoría de pasajeros sobrevive. Tienes tantas probabilidades de estar en un accidente aéreo como el sufrir una herida en una escalera eléctrica. Otros hard-facts que me gustan; es más probable morir en el trayecto a y desde el aeropuerto que en el avión y hasta el momento, sólo hay un accidente registrado por turbulencia. UNO en 11 millones de vuelos.

Aunque, mientras más sepas y mejor preparado estés para cualquier situación de crisis, será más sencillo mantenerse seguro y en calma. Al menos, “más tres, menos ocho” puede motivar a cualquiera que tenga miedo a volar, pues al pasar esos minutos, la probabilidad de un accidente es exponencialmente menor.

Pero si hablamos del peor de los casos, el asiento que elijas resulta crucial al momento de determinar tus probabilidades de supervivencia. No necesitamos ser Carl Sagan para saber que en situación crítica, sentarse lo más cercano posible a la salida de emergencia es ventajoso (siempre y cuando sepas cómo operar la puerta). En promedio tienes que cruzar 5 filas en caso de accidente, así que toma en cuenta tu asiento y tu capacidad física por si es que tienes que desplazarte.

Además, los asientos de pasillo y aquellos cercanos al final del avión tienden a ser mucho más seguros y a incrementar tus posibilidades. Las matemáticas matan a la primera clase.