Miley Cyrus prefiere las drogas que el alcohol