El sostén una necesidad falsa.

Post by cafe-admin
hace 5 años

Contrario a todo lo que nos han dicho acerca de la importancia del soporte de los senos, un nuevo estudio de Jean-Denis Rouillon, de la Universidad de Besançon, en Francia, dice que hemos vivido en el engaño.

Según este estudio, usar brassiere no ayuda en nada a reducir el dolor de espalda, y el soporte ofrecido por un sostén, de hecho, fomenta que se caigan.

“Médicamente, fisiológicamente, anatómicamente, los senos no ganan beneficio al estar privados de gravedad. Al contrario, se hacen más aguados con un brassiere”, apunto Rouillon en el radio.

Rouillon pasó una década y media midiendo con regla y calibre los cambios en senos de cientos de mujeres de entre 18 y 35 años. De las mujeres que no usaron ujetador, los investigadores concluyeron que “en promedio sus pezones se levantaron siete milímetros en un año en relación a los hombros”.

Este científico dedicado al deporte, que ha estado investigando el tema desde 1997, sugirió que los pechos se convierten en “dependientes” de un apoyo de lencería una vez que las mujeres comienzan a usarlo, lo que significa que los músculos de soporte se están infrautilizando y, por tanto, se degradan con más rapidez.

Así, más allá del –para muchos- envidiable trabajo de Rouillon, este estudio hace  una apología de la naturaleza de la forma. De hecho, la forma natural de los senos es algo que se debe cuidar. Si el francés está en lo correcto y los brassieres son más una moda impuesta que una verdadera necesidad, es hora de quemar los bras.

Es muy cierto que todas las mujeres llegamos a casa y lo primero que hacemos es dejar a nuestros senos “libres”, pero esta cultura de uso está tan arraigada en nuestras vidas que como vamos a hacer para andar sin el sujetador; es probable que al difundir estas noticias las nuevas generaciones de mujeres lleguen a decidir sobre su uso, porque ¿que mujer no quiere andar sin sostén?.

 

Send this to a friend