Deportistas de alto rendimiento y los infartos cardiacos y cerebrales